2.9. Estructura y función de la corteza

El prosencéfalo incluye los cuatros lóbulos cerebrales, los ventrículos laterales, el bulbo olfativo, el sistema límbico, los núcleos basales y la neocorteza.

Lóbulos frontales

Los lóbulos frontales són las estructuras corticales más anteriores y contienen la corteza motora primaria, la corteza premotora, un área de expresión del lenguaje, la corteza medial y la corteza prefrontal.

El area premotora de los lóbulos frontales tienen importantes funciones motoras.

La corteza prefrontal media el razonamiento y la planificación, controla funciones corticales y subcorticales.

Las lesiones o el daño de la corteza motora primaria puede causar parálisis del lado colateral del cuerpo. Las lesiones de a corteza premotora puede producir problemas de coordinación más complejos .

Corteza motora primaria

El sistema motor incluya la corteza motora primaria, la premotora y, en menor grado, la prefrontal. Cada una de estas regiones asume una función.

La corteza motora primaria esta implicada en la ejecución y mantenimiento de funciones motoras sencillas.

La corteza premotora dirige a la corteza motora primaria.

La corteza prefrontal influye en la planificación motora y añade flexibilidad a la conducta motora.

La corteza motora primaria se sitúa delante de la cisura central y contiene células piramidales gigantes, recibe señales aferentes procedentes del lóbulo parietal, el cerebro y el tálamo, para que se dé la integración de las señales sensitivo-motoras; mientras que las señales eferentes se trasmiten al sistema reticular activador, el núcleo rojo, la protuberancia y la médula espinal para que se produzca el movimiento.

La corteza motora primaria controla los movimientos de la parte opuesta del cuerpo y está organizada formando un homúnculo.

Un homúnculo es una representación cortical esquemática de funciones cerebrales en las que se cartografían estructuras corporales específicas.

Corteza premotora

Anterior a la corteza motora primaria. Participa en el control de los movimientos de las extremidades y el cuerpo.

Dirige a la corteza primaria en la ejecución y mantenimiento de movimientos sencillos.

Corteza prefrontal

La región más anterior del lóbulo frontal. Recibe señales aferentes del tálamo, que a su vez proyecta al hipotálamo. Las conexiones con el sistema límbico, le permite controlar la conducta afectiva y las emociones. Las conexiones prefrontales con las regiones de asociación temporales, parietales y occipitales posibilitan comparar las experiencias sensitivas presentes y pasadas.

Lóbulos parietales

El lóbulo parietal está separado de las regiones frontales por la cisura central y el lóbulo temporal por la cisura lateral. Los lóbulos desempeñan un importante papel en la percepción de la información sensitiva táctil, que incluye el reconocimiento del dolor, la presión cutánea, el tacto, la propiocepción y el estudio cinestésico.

El lóbulo parietal incluye tres áreas:

  • El área de proyección somatosensitiva o primaria

  • El área somatosensitiva de asociación unimodal o secundaria

  • El área somatosensitiva de asociación polimodal o terciaria

Corteza somatosensitiva primaria

Se sitúa detrás de la cisura central, al lado de a corteza motora primaria. Las regiones posteriores a la cisura central se han clasificado como áreas sensitivo-motora, mientras que a las regiones anteriores se las considera áreas motoras sensitivas.

El área de proyección somatosensitiva primaria tiene cuatro funciones:

    Reconocimiento de la fuente, calidad e intensidad del dolor

    Discriminar la presión y la vibración suaves

    Reconocer el tacto ligero y la propiocepción

    Tener consciencia de la posición y movimiento de las partes del cuerpo

Corteza secundaria y de asociación 

Esta implicada en la integración y utilización de información sensitiva compleja. El área de asociación se superpone con otras estructuras corticales, tales como las áres temporales y occipitales, para integrar información sensitiva de diferentes modalidades. Las lesiones en el área de asociación no producen alteraciones visuales, auditivas o matosensitivas, pueden causar trastornos de la integración de información sensitiva compleja.

Lóbulos occipitales

Situado en la región más posterior de la corteza, incluye el lóbulo occipital(corteza visual primaria) que se divide en las áreas dorsal y ventral. La corteza visual recibe proyecciones procedentes de la retina de cada ojo a través del núcleo geniculado lateral del tálamo. Los bastones y los conos de la retina responden a la estimulación luminosa y los procesos fotoquímicos producen impulsos nerviosos en el nervio óptico. Una lesión en cualquier lugar de esta vía puede producir una serie de anomalías visuales. El lóbulo occipital abarca la regiones primaria, secundaria y terciaria. El área de asociación está implicada en la percepción visual compleja (reconocimiento de objetos, caras y dibujos).

Lóbulos temporales

Tiene tres divisiones principales:

  • La región posterior de la circunvolución temporal superior (ärea de Wernicke)

  • La región temporal inferior

  • La cara temporal medial

Bulbo olfático

El bulbo olfático es el único sistema que proyecta directamente al telencéfalo. Recibe la información sensitiva del olor desde el nervio olfático y la trasmite mediante el tracto olfático. El tracto olfático proyecta a la corteza olfativa primaria en una pequeña región llamada uncus, cerca del polo del lóbulo temporal. Su alteración suele asociarse con varios trastornos neuropsiquiatricos observados en adultos particularmente la esquizofrenia, la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple, los tumores en la región frontal inferior y ciertas lesiones cerebrales.

Sistema límbico

Esta formado por un conjunto de estructuras localizadas en el interior del prosencéfalo e incluye al hipocampo, la amigdala, el septum y la circumbolución del cíngulo.

Funciones:

  • Analizar y responder a situaciones peligrosas, amenazantes

  • Controlar las respuestas sexuales, incluyendo la reproducción y alimentación de la descendencia

  • Recordar acontecimientos pasados recientes

  • Detectar y responder a sentimientos, incluido el placer

Nucleos basales

Se refiere a todos o algunos de los núcleos de sustancias gris localizadas en el interior de los hemisferios cerebrales. El cuerpo estriado se conecta con la neocorteza y el tálamo y se relaciona mediante vías ascendentes y descendentes con estructuras mesencefálicas, así como la médula espinal. Al cuerpo estriado llegan fibras serotoninérgicas que sirven para inhibir acciones motoras y su lesión puede producir cambios posturales, aumento o disminución del tono muscular y anomalías del movimiento.

Contenido relacionado